Maider y Marina



JASÓN Y LOS ARGONAUTAS



416Chaffey_1963_Jason_y_los_argonautas_ITA_by_ColizziR.jpg

Jasón es un héroe mitológico griego. Aesón, su padre, era hijo de Creteo y de Tiro (la que fue amada por Poseidón). Fue desterrado de su reino, Iolcos, por su hermanastro Pelias, hijo de Tiro y de Poseidón. Pero Jasón fue criado por el centauro Quirón.

Al llegar a la edad adulta fue a Iolcos para pedir el trono que le pertenecía. Cuando Jasón le reclamó el trono, Pelias le dijo que se lo daría si le traía el vellocino de oro del carnero fabuloso que había salvado la vida a Frixo, antepasado de Pelias, que se encontraba en Cólquida custodiado por un dragón. Pelias creía que al enviarle tan lejos no volvería. Jasón aceptó la misión y pidió consejo a Argos, y este por indicación de Atenea construyó el Argos un gran navío, que llevaría a Jasón y a los compañeros que él eligiera hasta su destino.


EL VIAJE

El viaje comenzó bien. Hicieron varias paradas por diversos países, donde vivieron varias aventuras. Entre ellas, cuando llegaron a la costa de Tracia, país de Fineo, que era un adivino ciego, hijo de Poseidón. Con la maldición de los dioses con la cual cada vez que quería comer las Arpías, demonios alados, le quitaban la comida.

Dos de los compañeros de Jasón que eran alados, consiguieron convencer a las arpías que no molestasen a Fineo. Este agradecido les dio un consejo para pasar por las Rocas Cianeas, las cuales cuando veían una nave pasar se precipitaban las cerrando el paso. Los argonautas siguieron en consejo de Fineo y consiguieron pasar y llegar a Colquida.

Una vez en Colquida, el rey Eetes le dijo que le daría e el Vellocino de oro si superaba unas pruebas. Jasón debía poner el yugo a dos toros que escupían fuego y con ellos arar un campo y sembrar los dientes de un dragón. Eetes pretendía que muriese en esas pruebas. Pero Jasón tenía poderosas aliadas. Atenea y Hera hicieron que la hija de Eete, Medea una hechicera, se enamorase de Jasón para que le ayudara.


Medea le entregó un bálsamo para que los toros no le quemaran con su fuego y luego le aconsejo, que se escondiese después de plantar los dientes de dragón porque de la tierra saldrían hombres armados. También le dijo que desde su escondite tirara una piedra, ya que estos se matarían entre si discutiendo quien de ellos la había tirado.

Jasón supera las pruebas. Pero Eetes se niega a darle el vellocino e intenta matarles. Pero Medea ayuda a Jasón a dormir al dragón que guarda el vellocino y así lo roban y se escapan juntos. Medea se lleva a su hermano pequeño Apsirto. Eetes les persigue y para retardarle Medea mata a su hermano tirando sus trozos dispersos al mar. Y Eetes se retiene a recogerlos.

El viaje de regreso es igual de complicado que el de ida. Parten hacia la isla de Eea, donde vive la tía de Medea: Circe. Ella les purifica por las violencias tan terribles que han cometido. Pasan por la isla de las sirenas. Orfeo toca y sus tonadas impiden que los argonautas enloquezcan con el canto de las sirenas. También en su camino Medea acaba con el gigante Talos, que guarda la ciudad de Creta. En Corcira, el rey Alcínoo y la reina Arete casan a Jasón y Medea. Incluso los argonautas deberán portar sobre sus hombros el Argos hasta encontrar una salida la mar.

EL REGRESO

Regresan a Yolcos pero Pelías se niega a cederle el trono. Medea planea la venganza y se introduce en palacio y convence a las hijas de Pelias para que bañen a su padre en una poción con la que volverá a ser joven. Esto era un engaño y Pelias al bañarse muere.

Después de esto, Jasón y Medea huyen a Corintio, donde vivieron 10 años, al cabo de ese tiempo Jasón se prometió con Creusa, hija del rey de corintio para conseguir el trono. Medea como venganza le envía a esta un traje nupcial que le incendió fuego en las venas y todo el palacio ardió. También mato a los hijos que había tenido con él. Y Jasón tras todas estas aventuras volvió a Iolcos y recobro el reino de Acasto hijo de Pelias.

000704203.jpg

argonautasroberti.jpg